Personal de la Dirección de Seguridad Rural, labraron un acta de infracción a la ley de conservación de fauna silvestre, a una vecina que lo tenía en su casa.

La policía secuestró un mono carayá que vivía en el domicilio de una familia y que se había introducido en un establecimiento escolar.

Los efectivos se hicieron presentes en un colegio de la localidad de Villa Ocampo, donde entrevistaron al director, el que manifestó que al local educativo ingresó un mono carayá y que éste se encontraría al cuidado de una vecina de la zona.

Seguidamente, los numerarios fueron tras el animal y, con los recaudos pertinentes, lo introdujeron en una jaula. Luego, se dirigieron al domicilio de quien sería su cuidadora y labraron acta de infracción a la ley de conservación de fauna silvestre.

Cabe agregar que, el animal será enviado a la estación zoológica experimental “Granja la Esmeralda” de la ciudad de Santa Fe.

 

Fuente: Radio Amanecer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

10 − 3 =