Trabajo interinstitucional para desarrollar proyectos de agregado de valor en origen para 11 familias de pequeños productores de la comunidad de Lanteri.

La Secretaría de Gobierno de Agroindustria junto al Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA), el Instituto de Cultura Popular INCUPO y la comunidad de Lanteri capacitó a las 11 familias nucleadas en la organización de Agricultores Familiares “Huellas de mi Tierra” en técnicas para maximizar la oferta forrajera y para mejorar la cría de pollos. También se entregaron semillas especiales para el clima de la región.

A través de la implementación del pastoreo Voison, que implica la división de los lotes en pequeñas parcelas de pastoreo mediante el uso del boyero eléctrico, se obtiene un aumento en la oferta forrajera requerida.

Asimismo, la asistencia mejoró la técnica de cría de pollos en transición agroecológica mediante la elaboración propia del alimento, reduciendo costos de producción. La capacitación en técnicas de horticultura diversificada, permitió a los productores a aumentar la oferta de productos para la venta a lo largo de todo el año. En todas estas actividades, se realiza asistencia técnica predial de manera periódica, talleres para compartir conocimientos y capacitaciones específicas.

El Programa de Fomento para la producción de semillas criollas (ProgSem), facilitó la entrega de semillas de maíz variedad “Chucul” para obtener semillas propias adaptadas a esta zona, que se caracteriza por poseer un clima subtropical de transición, con valores muy variables de precipitaciones generalmente concentradas en primavera-verano-otoño, pero con años secos o húmedos en exceso muy marcados. En este sentido, los suelos son aptos para ganadería o cultivos intensivos.

La coordinación de la Secretaría de Agricultura Familiar, Coordinación y Desarrollo Territorial con el programa Pro Huerta del INTA, INCUPO y la comuna de Lanteri, impulsó el desarrollo y formalización de la organización quien obtuvo la personería jurídica activa, que le permite gestionar proyectos de manera independiente; además del asesoramiento técnico, productivo y comercial que recibe desde la cartera nacional para mejorar la producción predial y el mejor acceso al mercado comercial a través de una feria franca y en la capacitación para la elaboración de productos con valor agregado en origen.

Las distintas acciones realizadas fortalecen a la organización de la agricultura familiar “Huella de mi Tierra”, quien forma parte de un Grupo de Abastecimiento Local (GAL) del INTA, facilitándole el acceso al financiamiento para incorporar equipamiento para la Feria franca a través de los proyectos Especiales ProHuerta.

Los diversos proyectos financiados por la cartera agroindustrial nacional y otras instituciones que comenzaron en 2017 y se completaron este año con el Creer-Crear que financió la perforación e instalación de riego. De esta forma se mejoraron las condiciones de producción, a través de la obtención de agua con perforación para riego y consumo animal, conexiones de cañerías y tanque para distribución de agua. Además, los integrantes adquirieron una peladora de pollos, agregando valor en origen a la producción y comercializar de pollos en las ferias de la región.

 

Fuente: Radio Amanecer.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

trece − seis =