Cuatro agentes de policía respondieron a una llamada residencial en Lake Worth Beach, Florida, el pasado 29 de diciembre, donde encontraron a un hombre trabajando en un automóvil, en la puerta de la casa.

Según el vecino, los gritos que lo llevaron a creer que una mujer estaba posiblemente cautiva podían escucharse hasta poco antes de que los agentes llegaran a la casa.

«Les traeré al gritón», dijo el hombre a los agentes después de ser interrogado sobre el ruido proveniente de su casa. Momentos después, exhibió la fuente de los chillidos: su loro Rambo, de 40 años.

En el video de seguridad se ve al pájaro saludando a los oficiales, quienes parecen compartir una risa antes de salir de la casa.

«Nuestros oficiales en Lake Worth Beach acudieron en ayuda de alguien que pedía ayuda. A continuación, hubo muchas risas», dijo en Facebook la Oficina del Sheriff del condado de Palm Beach.

El dueño de Rambo explicó que había estado cambiando los frenos del auto de su esposa, y tenía a su mascota loro en la percha exterior, donde este último cantaba y hablaba.

«Algún tiempo después, aparecieron cuatro policías diciendo que un vecino llamó porque escuchó a una mujer gritar pidiendo ayuda», dijo el hombre. «Inmediatamente presenté a los oficiales a Rambo y todos nos reímos mucho. Después, también le presenté a Rambo al vecino que llamó. Él también se rió».

«A veces Rambo grita ‘ayuda, ayuda, déjame salir’. Algo que le enseñé cuando era niño y Rambo vivía en una jaula», dijo el dueño.

 

Fuente: www.periodismo.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

14 − 13 =