Emocionante reseña histórica y un fundamento mas para decir No a la expropiación de Vicentin, escrito por Yolanda Agretti, docente jubilada, profesora de muchos de sus dueños y empleados de Vicentin.
¿PORQUE AVELLANEDA DEFIENDE Y DEFENDERA
A VICENTIN?
Escrito por Yoli Agretti.
Por qué Avellaneda defiende y defenderá a VICENTIN?
Para entenderlo se tiene que conocer algo de nuestra historia, de nuestra identidad.
Quizás eso está resumido en una de las frases sostenidas por el Intendente en el día histórico del primer Banderazo cuando dijo: «nos quieren robar la historia»
Avellaneda es producto de la inmigración promovida en el siglo XIX en nuestro país donde se consideraba que para hacer grande a la Nación se debía trabajar la tierra. Por ello se buscaba pueblos agricultores, con hambre, posiblemente mucho hambre, en Europa.
Y allí vinieron nuestros padres y abuelos, con nada, solo con la idea de trabajar la tierra.Dejaron el norte de Italia y se radicaron dónde pudieron. O los dejaron. Después de largos días de haber llegado, el representante del gobierno nacional, el General Obligado, les acercó algunas bolsas de semillas y les indicó cómo era la distribución de tierras.
Nunca más, por mucho tiempo, hubo presencia del estado.
Para organizarse, comprar y vender, defenderse de los malones recurrieron a una herramienta que traían «aprendida» de Europa.
Esa herramienta fue la ayuda mutua.
Eso los animó, les dio valor y fueron tomando fuerzas. Eso ocurrió en 1879. Apenas 40 años después nació la UAA- Unión Agrícola Avellaneda-, una de las cooperativas más reconocidas y bien posicionadas del país y, 10 años más tarde, nació VICENTIN. Lejos de todo, en medio de la nada. Caminos de tierra y sin infraestructura.La única presencia del Estado para el desarrollo del norte, fue el tren de carga.
Avellaneda nunca espero que el Estado la asista para tener algo.
La luz eléctrica la tuvo porque los vecinos se organizaron en una Coop. de Servicios que, instaló una «usina», tendió las redes y brindó energía eléctrica al casco urbano. Esa Cooperativa hoy presta una serie de servicios que mejoró notablemente la calidad de vida del vecino servio de agua potable, energía eléctrica, viviendas, asistencia de salud (ambulancias) y sepelio. Todo con la iniciativa y el trabajo de los VECINOS!!!
Hay vecinos descontentos? Claro que los hay! Por el costo de tarifas, por los reintegros, por los servicios… Pero eso es parte de una sociedad integrada por personas que tienen diferentes modos de ver la realidad.
El primer centro de asistencia médica (en ese entonces) Hospital de Caridad fue creado por la iniciativa de los vecinos y FINANCIADO por la Señora Catalina Goi de Vicentin (esposa de uno de los fundadores de la empresa cuestionada)
Cuando el Estado Provincial dispuso los aportes para lo que es hoy el Hospital Central de Reconquista, perdió funcionalidad el de Avellaneda, por equipamiento y recursos humanos. En Avellaneda, los primeros colegios fueron privados,impulsados y creados por los padres quienes, frente a la ausencia del Estado y la necesidad de que sus hijos estudiaran se pusieron el desafío al hombro, tanto primarias como secundarias.
Muchos años después el Estado recordó que formábamos parte del país. La primer escuela secundaria pública fue inaugurada en 1984, pasaron 105 años para que el Estado se acordará que aquí había jóvenes que necesitaban estudiar para sumarse a la historia del país.
El primer plan de vivienda que Avellaneda tuvo gracias al aporte del estado Provincial fue en la década del 70 en el Barrio Itatí de nuestra ciudad, 90 años después de haber nacido.
Y podemos seguir, tenemos un teatro que es modelo y orgullo hecho por Vicentin, tenemos centros de salud en los Barrios construidos por Vicentin, tenemos escuelas primarias, secundarias y guarderías infantiles creadas y sostenidas durante muchos años por Vicentin.
Se cuenta con la primer escuela para niños especiales, modelo en la provincia, la que trabaja con niños desde su nacimiento hasta acompañarlos en emprendimientos laborales en su juventud, creada y sostenida por Vicentin.
Avellaneda tiene en su ADN el trabajo, la iniciativa, el esfuerzo, por eso tiene red de gas, pero el Estado no concluye el gasoducto. Avellaneda tiene un alto porcentaje de su población con servicio de cloacas, y más alto aún la población que cuenta con el servicio de agua potable.
Eso demuestra que el Estado, por omisión, siempre fue un simple recaudador. Salvando las diferencias, somos como sociedad, muy similares a Esperanza, Rafaela, Venando Tuerto. Ciudades que no esperamos, que generamos. Y lo decimos con orgullo.
Volviendo a Vicentin, creó barrios para que sus obreros puedan acceder a su viviendas, permitió y favoreció la adquisición de las primeras computadoras familiares para que los hijos de los obreros no queden al margen del desarrollo tecnológico. Becó a los hijos de los obreros para que hicieran su carrera universitaria lejos de Avellaneda porque las universidades no estaban en esta zona. Asistió a cada obrero jubilado con un cupo mensual de aceite para su familia que se mantenía aunque el jubilado muriese.
Seguramente habrá quienes sonrían hacia el costado, pensando; mientras ellos juntaban la plata en pala. Pueden tener razón pero podrían no haber hecho lo que hicieron. Cuando las reformas estatales implementadas por el entonces presidente Carlos Menem, hizo que el ferrocarril desapareciera y los costos de traslado fuesen imposibles de sostener, buscó utilizar el recurso del río para abaratar transporte, eligió para ello la zona de Ricardone/San Lorenzo/San Martín. Consciente del impacto para la zona, propuso a cada obrero la posibilidad de trasladarse con su familia a al nuevo destino (para ello construyó viviendas en esa localidad). Esa decisión respondió a la posibilidad de utilizar los puertos de gran calado que la zona sur ofrece en el río Paraná. Para lo cual construyó puertos que son orgullo de la Provincia.
Bueno sería que el Señor Perotti lo recuerde cuando baje las instrucciones a los Diputados para sesionar en el Congreso de la Nación y discutir? la expropiación. O se quedará atado solamente al dinero que bajó el gobierno Nacional para que pueda pagar aguinaldos, como pasa con Córdoba.
Que hizo Vicentin con sus instalaciones de Avellaneda cuando se fue? Las facilitó a empresas pequeñas y medianas para que trabajaran en ellas, favoreció y promovió empresas de empaque, de envases (PVC) y se convirtió en el principal comprador para impulsarlas.
Cuando pudo ir retornando con sus actividades a Avellaneda, muchos de los obreros en los puestos más sencillos y rudos que no estaban preparados para nuevas funciones porque no estaban escolarizados y, al necesitarlos en nuevas funciones por readecuación propias de la producción, tuvo dos opciones; pudo haberlos despedidos por considerarlos no aptos.
Era mucho más económico. Sin embargo pidió ayuda.Se organizo una escuela en fábrica, respetando la dignidad del obrero que no se sentía cómodo yendo a la escuela formal. Se organizó de tal manera que funcionara mañana y tarde respetando su trabajo de turno rotativos, lo que no les hubiese permitido asistir con regularidad si hubiese sido un sistema rígido. El obrero tuvo una escuela en su propio ámbito laboral. Fue reconocido por el gobierno provincial. Docentes, coordinadores, diseñadores del proyecto, materiales y recursos fueron financiados por la empresa.
Comenzaron en el 29 con el lino y el maní, siguieron con el algodón y el girasol, avanzaron con Biodiesel, hilanderías, algodonera, carnes, soja, talleres de costura y confección de prendas para que las telas producidas no se confeccionen lejos de Avellaneda.
Vicentin sostiene a la comunidad Avellaneda-Reconquista de manera directa con sus miles de trabajadores y sus familias y, de manera indirecta, con el imprentero, el remisero, el electricista, etc. etc a quienes le requiere insumos.
Porque no le importa pagar algo más pero consume acá, sostiene la comunidad de esa manera. Cuando podría proveerse en otros mercados, porque puede hacerlo.
Hoy el Estado Nacional aparece y dice «esto me pertenece» porque Vicentin tiene una deuda insalvable. El Estado papá que casi nunca estuvo presente en nuestra zona aparece al rescate, como una especie de superhéroe, cuando no puede con sus propios fantasmas
Pensemos: hagamos el esfuerzo por recordar 10 empresas estatizadas que funcionen como corresponde.
Otro acertijo: cuánto le costó a cada ciudadano argentino la estatización de cada una de esas empresas.
Perdón; y la Constitución y la República? Y la División de Poderes?
Y el meollo del problema: AL RESCATE? No tenemos rutas, ni planes de desarrollo y vienen al rescate? Nunca estuvieron presentes y vienen al rescate? para entregar Vicentin a gente que no sabe que es una semilla, una cosecha, una sequía, ni trabajar de la mañana a la noche confiando que la naturaleza te acompañe?
Somos conscientes que hay gente que no coincide, los respetamos. Nosotros lo hemos vivido, no nos lo contó nadie, por eso estamos en la calle con lo que consideramos que es justo. Se entiende cuando hablamos de «robarnos la historia y la identidad»?
Los directores de Vicentin se equivocaron? pecaron de soberbios? cometieron ilícitos? Que actúe la justicia.
No los defendemos a ellos. Defendemos nuestros ADN, nuestras raíces, nuestra identidad.
Las alternativas de solución debe quedar en manos de quienes están capacitados para ello.
No somos jueces. solo ejercemos nuestros derechos.
Vicentin es Avellaneda. Avellaneda es VICENTIN.
No desafíen la fuerza de los mansos!!!
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete + 11 =