La Lic. En Psicopedagogía, Abigail Alles (Mat 1043), hoy nos habla sobre la «Orientación Vocacional». Es definida por Cibeira, A, como un “campo especializado que tiene como objetivo, generar condiciones para realizar una elección (…) es un espacio privilegiado que da la posibilidad de interrogarse sobre si, acerca de la realidad”.

La Orientación Vocacional viene a abrir un nuevo espacio de encuentro con uno mismo, reconociendo al sujeto como sujeto de “deseo” relacionado a su quehacer, abriendo algunas preguntas como: ¿Quiénes somos? ¿Quiénes queremos ser? Y ¿Qué queremos ser?, ¿Qué me veo haciendo dentro de unos años? Se crea un espacio de palabra y escucha para uno mismo, pero también con otros.

Debemos comprender que, si bien la Orientación Vocacional/ ocupacional se caracteriza por tener una gran representación en jóvenes que finalizan la Educación Secundaria, es necesario saber que realizamos diferentes elecciones a lo largo de la vida, y no solamente cuando finalizamos la escuela.

Claramente son interrogantes muy importantes porque algunos jóvenes están seguros lo que quieren ser o hacer, pero muchos otros (la gran mayoría) no lo están porque puede que las carreras u ocupaciones no sean rentables, no cuenten con el apoyo de la familia o porque simplemente lo que quieren estudiar no se encuentra a su alcance ya sea por la situación económica o por la ubicación donde se encuentre su carrera.

Por lo tanto, es necesario que aquellas personas que se encuentren en una situación de elección vocacional/ ocupacional, tengan en cuenta los siguientes puntos:

  • En primer lugar, saber y reconocer que el sujeto que elige es un sujeto deseante e independiente pero que se encuentra en una encrucijada acerca de la elección de su “futuro”. La adolescencia es una etapa de grandes cambios por lo que los jóvenes están sometidos en constantes crisis. Por lo tanto, es normal que se presenten miedos, dudas e incertidumbre sobre qué elegir. En caso de que no estén seguros, pueden recurrir a algún profesional que esté capacitado para informarlos, guiarlos y acompañarlos en el proceso de orientación.
  • Otros de los puntos es que la “vocación” tiene que ver con una construcción que se va formando a lo largo de la vida gracias a las diferentes experiencias que uno va viviendo ya sea a nivel personal como social. Por eso tiene cierto “dinamismo” y por lo tanto puede o no, ser para toda la vida.

Muchos adolescentes y jóvenes temen el miedo al fracaso y es normal ya que nos encontramos en un mundo moderno tan incierto, que muchas veces nos planteamos muchas preguntas acerca de nuestros intereses, por lo que se hace necesario investigar qué es lo que les gusta, quienes quisieran ser en unos años o cómo se ven trabajando de tal o cual ocupación siempre relacionados con sus intereses.

  • El siguiente punto es que la elección va a depender mucho de las posibilidades y el contexto en el que los jóvenes se encuentren, ya sean relacionadas a lo económico o dónde estudiar. Es por esto que siempre se tienen que tener en cuenta diferentes opciones, según sus intereses y posibilidades.

Para finalizar, es importante que los jóvenes que estén por elegir acerca de su futuro, se realicen las siguientes preguntas:

  • ¿Quién soy?
  • ¿Quién quiero ser?
  • ¿Cuáles son mis aspiraciones?
  • ¿Qué quiero hacer?
  • ¿Qué puedo aportar a la comunidad?
  • ¿Qué necesito saber de las carreras/ ocupaciones que me interesan? ¿Con cuáles me veo “haciendo” en un futuro?

Por último, decirles a los jóvenes que se encuentran en la encrucijada de la elección vocacional/ ocupacional, se realicen preguntas acerca de que les gustaría hacer y cómo se sienten pensando en esa elección a futuro. Si bien antes hablaba de que elegimos a lo largo de la vida y que las decisiones y elecciones tomadas pueden cambiar, es necesario que siempre hagan los que les guste y los haga felices, que trabajen en un sitio donde estén cómodos y puedan compartir buenos momentos y relaciones con otros. Además, que la decisión que tomen acerca de su elección sea siempre propia a pesar de las opiniones ajenas, aunque siempre es necesario el apoyo de amigos y familia. Ojalá que puedan tener la posibilidad de ser quienes quieran ser, que puedan perseguir sus sueños y que nunca pero nunca se rindan para conseguir su felicidad y bienestar.

 

Fuente: Lic. En Psicopedagogía, Abigail Alles Mat 1043.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 − 11 =