Un oficial de policía de Nueva York resultó levemente herido este sábado por la noche, por culpa de una hamburguesa Big Mac que presuntamente un cocinero de un establecimiento del Bronx llenó de cristales.

El oficial, de 40 años, sufrió cortes en la boca y la garganta tras masticar la hamburguesa y, luego de mirarla, se dio cuenta de que estaba llena de pequeños cristales.

Sus compañeros fueron a investigar lo ocurrido al McDonald’s del Bronxhaciéndose pasar por clientes y un agente de civil vio al cocinero, Albert García, de 18 años, escupir en una hamburguesa destinada a otro policía. El joven fue detenido como el presunto autor de la agresión y acusado de asalto en primer grado e imprudencia temeraria.

Fuente: www.mundotkm.com

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

dos × 3 =