La oposición entre dictadura y democracia estructuró la política en la Argentina posterior a 1983. Mientras la plaza vacía es una de las imágenes más evocativas del golpe de Estado, la masividad de las protestas hacia el final de la dictadura y las concentraciones de la campaña electoral de 1983 consolidaron el lazo simbólico, social y político entre movilización callejera, derechos humanos y democracia.

Desde hace años, algunos pensadores comenzaron a cuestionar la democracia como régimen de gobierno, al ver como su funcionamiento produce corrupción, crisis de legitimidad y genera pérdidas de confianza de los ciudadanos en las instituciones o los llevan a elegir gobiernos populistas con tendencias autoritarias que terminan por empeorar la situación o gobiernos altamente vulnerables a la corrupción lo cual suele empeorar las condiciones de toda la sociedad

Una de las formas en que la democracia sobrevive está asociada a permitir que los diferentes grupos perciban que pueden expresar su inconformidad de múltiples formas por ejemplo permitiendo la libertad prensa o las protestas sociales. En este sentido garantizar las protestas pacíficas, es por tanto una fuente necesaria para la supervivencia y la legitimación de los estados que se hacen llamar democráticos.

Como muchos conceptos legítimos en nuestro país, las protestas tienen también su grieta, dónde desde ambos lados de la misma se cuestionan la legitimidad de la protesta del otro… Lo cierto es que las manifestaciones son legales, todas y por lo tanto son legítimas, son la forma más visible que tiene el pueblo de ejercer su ciudadanía. Nuestro sistema de gobierno representativo, republicano y federal da, por medio de la primer característica (representativo) el poder al PUEBLO, cuando el mismo no está de acuerdo con las decisiones o rumbo que el país está tomando, MANIFESTAR ESA DISCONFORMIDAD NO SÓLO ES UN DERECHO ES UN DEBER. 

El próximo lunes 17 de agosto una nueva manifestación tendrá lugar en todo el país, la ciudadanía de Reconquista y Avellaneda se congregará en la intersección de la calle 21 y ruta 11 a partir de las 16:00 Hs. Entre los diversos motivos se encuentran:

Salud, el cuidado de personal de salud, insumos, pagos dignos.

Respeto a la propiedad privada y a lo poco o mucho que cada uno logra con su esfuerzo diario.

Educación; acceso a la educación de calidad, salarios dignos a docentes y enseñanza sin doctrinas políticas, que nuestros hijos aprendan a pensar por sí mismos.

Justicia, que sea independiente, que los jueces puedan actuar a tiempo, con un sistema que los respalde

Seguridad que se termine la benevolencia a los delincuentes, la  policía sea respetada y digna.

 

Por la dignidad del trabajo, que todos los argentinos puedan acceder a trabajos DIGNOS con sueldos acordes sin ventajas políticas y puedan dejar de vivir de las migajas de un sistema político macabro que los mantiene “quietos” a cambio de dinero.

 

 

Fuente: www.cels.org.ar/protestasocial- forbes.co/2020/02/13/red-forbes/las-protestas-sociales-y-su-importancia-para-la-supervivencia-de-la-democracia/

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

3 × cinco =