A cualquiera le dan ganas de usar este retrete solo con ver que es Louis Vuitton.

Son muchos los abalorios y gadgets de lujo destinados a hacernos destacar: encontramos ordenadores de lujo, televisiones de lujo, coches de lujo, ¿por qué no un retrete de auténtico lujo? Cuando nos referimos al concepto “lujo” no nos estamos refiriendo a coger un bonito diseño de alguna gran marca y pagar dos o tres veces más del precio comparado con otro de gama media, sino de auténtico lujo y pura ostentación en su máximo esplendor.

Este retrete le va a quitar al Trono de Hierro el título de trono más deseado, y es que tenemos un auténtico baño de Louis Vuitton confeccionado con auténticos bolsos de la firma.

Naturalmente esta no es una obra que haya salido de Asnières, sino que es un trabajo realizado por Illma Gore, una artista australiana. Parece que tampoco repara en gastos, ya que invirtió más de 12.000 euros en bolsos de la conocida firma francesa para confeccionar este asombroso retrete.

Como podemos ver, menos la parte donde toca el agua –hecha de metal dorado– está recubierto del típico cuero con el logo de la marca.

No es de extrañar que nos preguntemos si realmente tiene aplicación útil —aunque en la web donde se vende insisten que sí–, pero sería bastante extraño que el afortunado poseedor de tan extraña obra de arte decida usarla para sus fines primarios después de haberse gastado 100 mil dólares –más de 86.000 euros– que Illma pide por ella.

 

Fuente: DemasiadoLoco

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =