El jugador reconquistense  de handboll surgido de la Agrupación CASLA y que luego pasó al club Adelante de Reconquista, en los próximos días será parte de la categoría Junior, con muchas chances de llegar a la Primera división, nada más y nada menos que en el Club Atlético River Plate de Capital Federal.

El club “Millonario”  forma parte de la la Liga Metropolitana de Balonmano (Fe.Me.Bal), la mejor liga de nuestro país. Rodri ya se encuentra en Buenos Aires y el próximo lunes 10 de febrero,  a las 19:00, participará del primer entrenamiento.

Serán 15 días intensos para el joven Pablo Rodrigo Galarza de 19 años, que se desempeña de Lateral izquierdo, estará en la categoría Junior y con muchas chances en un futuro inmediato de jugar en Primera división. Si todo va bien, seguirá los estudios universitarios en la institución de Núñez, estudiará kinesiologia, paralelo a la carrera deportiva.

Es una hermosa historia la del embajador de nuestro norte santafesino que deseamos que tenga un final feliz. Se destaca por la pasión y la dedicación que le pone al deporte, pero no anduvo bien en la finalización de los estudios secundarios, no fue autorizado por su madre a la última etapa con la selección juvenil y hoy tiene nuevamente una oportunidad, un nuevo desafío.

River Plate es un club con muchos años de historia en el handball, con buenas inferiores, con aportes permanentes de jugadores a la selección argentina, en juveniles y en mayores, tanto en rama femenina, como en la masculina. El DT es Pablo Snitowsky, lleva varios años en el cargo, actualmente dirige Primera y Junior.

Rodrigo, como lo llaman sus amigos, arrancó en la disciplina deportiva en la Agrupación CASLA Handball Reconquista, allí participó de los torneos organizados por la Agrupación Norteña de Handboll.

CASLA también viene organizando y participando de torneos interprovinciales y eso le abrió puertas al joven reconquistense, tal es así que fue convocado en varias oportunidades a concentrar con la selección Argentina juvenil.

A fines de marzo del 2018, fue convocado a la concentración del seleccionado Nacional Juvenil de Hándboll en El Bolsón, en la provincia de Río Negro, tres días con 22 chicos más, todos del interior. Luego en el mes de junio participó en una segunda convocatoria que tuvo lugar en Buenos Aires.

La segunda citación del jugador del barrio América de Reconquista, fue a través de la Confederación Argentina de Handball (CAH) en Buenos Aires. Lo acompañó su entrenador Martín Ortigoza.

Fueron tres días, pero esta vez quedó dentro de 9 convocados de esa primera vez y los mezclaron con los chicos de Buenos Aires. Los entrenamientos fueron en Sedalo, Ferro Carril Oeste y en el CENARD.

La tercera concentración no pudo ir, fue también en Buenos Aires, pero esa vez era concentrar una semana en el CENARD, igual quedó entre tres de aquellos 23 jugadores del interior que fueron en la primera concentración.

Ese plantel se fue conformando entre esas tres convocatorias, que fue para jugar el Panamericano en Brasil y el Mundial en Macedonia. Pero Rodri no le fue bien en los estudios secundarios y no tuvo la autorización de su familia para viajar. Hoy tiene revancha.

 

Fuente: Radio Amanecer.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 13 =