El fenómeno ocurrirá el 2 de julio. Desde dónde se podrá ver en su plenitud y cómo disfrutarlo sin poner en riesgo nuestra salud.

El próximo 2 de julio, seis provincias argentinas serán testigos del tercer eclipse solar del año. A diferencia de sus predecesores en Asia y el norte del Pacífico -ambos parciales-, éste será total y podrá disfrutarse en su máximo esplendor desde San Juan, La Rioja, San Luis, Córdoba, Santa Fe y Buenos Aires.

El fenómeno podrá observarse en su plenitud en la franja formada por las localidades de Rodeo y Jachal (San Juan), zona norte del Gran San Juan, Chepes (La Rioja), Merlo (San Luis), Villa Dolores, Río Cuarto, Gral. Deheza, Gral Cabrera y La Carlota (Córdoba), Venado Tuerto (Santa Fe), Junín y Rojas (Buenos Aires).

El máximo del eclipse se dará entre las 17.30 y las 17.45 en un punto al sudeste de la ciudad de Chascomús. La duración total del fenómeno será de 2 horas y 45 minutos.

Durante el eclipse, las órbitas de la Tierra y la Luna estarán alineadas de tal forma que el sol quedará completamente bloqueado y la sombra del satélite natural se proyectará sobre la superficie terrestre. En las localidades mencionadas, la oscuridad será total y las estrellas en el firmamento podrán observarse como si fuese de noche.

Si bien también podrá contemplarse en otras latitudes del país y de América del Sur, el cubrimiento del sol será solamente parcial en esos lugares. El porcentaje del mismo dependerá de qué tan alejado se encuentre el observador de la franja de ocultamiento total.

Qué se puede hacer y qué no a la hora de ver el eclipse

Para disfrutar de este fenómeno sin poner poner en riesgo nuestra salud, es importante evitar mirar directamente hacia el sol, aún cuando podamos sentir que éste no nos molesta ni nos hace daño. Hacerlo sin la protección adecuada puede derivar rápidamente en lesiones irreparables de la retina.

En este sentido, no estarán protegidos de los rayos solares quienes intenten observar el eclipse a través de una radiografía o de papel para regalo, como tampoco quienes usen anteojos de sol -incluso si estos tienen filtros UV-, binoculares o telescopios.

¿Cuál es el modo correcto entonces? Comprando anteojos diseñados especialmente para poder ver el eclipse, o bien, con un vidrio de máscara de soldar con filtro número catorce o superior.

 

Fuente: tn.com.ar

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 5 =