El Gobierno estableció que los comercios deberán aceptar todas las tarjetas de débito, independientemente del operador al que pertenezcan, mientras elevó el piso a partir del cual se podrá abonar con ese instrumento, de 10 a 100 pesos.

La administración de Mauricio Macri también incorporó el código de respuesta rápida (QR) como medio de pago alternativo a partir del 2020 y amplió las alternativas para abonar de forma electrónica al sumar las transferencias de pago electrónico inmediato (PEI), el Botón de Pago y la Billetera Electrónica.

La medida se implementó por medio del decreto 933/18 publicado este miércoles en el Boletín Oficial con las firmas del presidente Mauricio Macri; el jefe de Gabinete, Marcos Peña; y el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne.

La normativa, de ese modo, elevó de 10 a 100 pesos el monto mínimo para las operaciones.

El titular de la AFIP, Leandro Cuccioli, destacó la iniciativa al considerar que contribuye a la formalización de la economía, dado que todos los pagos electrónicos son registrados y que impulsa a la inclusión financiera no bancaria.

“La modificación del decreto 858 de 2016 es un paso muy importante en la promoción de la inclusión financiera y la formalidad en la Argentina”, sostuvo el administrador federal.

Según Cuccioli, esta decisión “dará a los comerciantes más herramientas para cumplir con la obligación de ofrecer medios de pago electrónicos y más opciones para el contribuyente” a la hora de abonar un producto o servicio.

La normativa estableció que todas las terminales deben aceptar el pago de todas las tarjetas de débito, independientemente del operador al que pertenezcan.

 

Fuente: El Litoral.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

tres + 18 =