El Doctor Vital Braida (Mat Pro. 4537), en el Día Mundial contra el Cáncer de Mama nos cuenta sobre esta enfermedad.

Aprovechando que este fin de semana celebramos el día de la madre, y que el origen etimológico de la palabra mamá, deriva del latín mamma, que significa “teta”, le vamos a dedicar unos renglones de atención a éste órgano maravilloso que brinda una función fisiológica extraordinaria como es la de dar alimento para ese bebé que viene a  demandar leche para su primera etapa de vida. Estas tetas servirán además para el noni noni, donde conformaran la cuna perfecta para la protección y el amor, que solo este vínculo puede generar. No debeos olvidar de la importancia de la estética de estos órganos, que conformas un aspecto importante de la estima de la mujer.

Las mamas se enferman de varias cosas, pero lo que más riesgo genera para la vida de la mujer son lo diferentes cánceres que se instalan en ellas, que si bien por mucho tiempo esta situación simbolizaban la muerte, hoy por hoy con los cuidados, los controles oportunos y los tratamientos, esta situación de salud está muy bien controlada. Con un muy buen cuidado personal, en todas las edades pero en especial en el período de fertilidad y posterior a él, y con los controles ginecológicos periódicos, estas enfermedades hoy por hoy están bien tratadas.

Según donde surge el cáncer y cuanto se expande el mismo, tendrá diferentes denominaciones y grados de afectación de las mamas, que generalmente afecta una sola de ellas, y con estudios muy simples como una mamografía o una ecografía mamaria, se pueden diagnosticar la afección y con estudios un tanto más complejos como una tomografía Axial computada y punción biopsia, se estable el diagnóstico definitivo. Un tema relevante vale citar aquí, que es el autoexamen mamario de la mujer, que debe hacérselo repetidamente con el fin de detectar irregularidades en su estructura y comentarle a su médica/o para que se realicen los pasos de rigor y se llegue lo más temprano posible al diagnóstico preciso.

Una vez detectado el cáncer, y después de la noticia y ese baldazo de agua fría que paraliza, viene la charla con él o la profesional, que tranquiliza, porque explica que de seguir todos los pasos las posibilidades de curación son altísimas, que junto a Rayos, químicos y posibles cirugías, más la posterior colocación de prótesis, todo vuelve a la normalidad.

El cuidado de las mamas depende de cada mujer, tanto en sus exámenes personales, sus visitas periódicas al ginecólogo/a, y sus hábitos alimentarios, de descanso adecuado y el cuidadoso consumo de sustancias. Un dato importante a tener en cuenta es la herencia. Prestar atención si mamá, la abuela, una tía o hermana padecieron cáncer y contarle a su médico de cabecera.

Siempre la salud está en nuestras manos.

 

Fuente: Dr. Vital Braida (Mat Pro. 4537)

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

diecisiete − 4 =