En horas de la tarde del pasado domingo 13 de septiembre, vecinos de la ciudad de Reconquista se vieron alertados sobre la presencia de una víbora Curiyú de 2 metros de largo, que apareció en el interior de una vivienda ubicada en intersección de las calles Mitre y Lucas Funes.

El suceso ocurrió minutos después de las 16 horas, cuando personal de la Brigada Motorizada se constituyó en el lugar anteriormente mencionado, luego de ser llamados por vecinos que dieron cuenta de la situación.

Además de los agentes, se comisionó a Ricardo Magnago, Guarda Fauna Voluntario de Reconquista, que logró “agarrar” a la especie de anaconda y luego trasladarla hasta el puente ubicado sobre el arroyo “Aguilar”, donde se la dejó en libertad en su hábitat natural.

 

 

Foto ilustrativa

Fuente: Radio Amanecer.

 

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 + quince =